Columna vertebral, Extremidad inferior, Ortopedia Infantil

La ciática del niño (o adulto) sentado

2 agosto, 2018
La ciática del niño (o adulto) sentado
Share
5/5 (8)

La ciática -o compresión del nervio ciático- puede desencadenar un dolor, hormigueo o quemazón en las piernas. Lee cuando le puede ocurrir esto a tu hijo.

Artículo de opinión.

La ciática del niño (o adulto) sentado.

Hablemos de niños…

  • Te sentaste a tu hijo sobre tus hombros para ver el desfile y a los diez minutos empezó a quejarse que le dolían las piernas.
  • Estaba tan ricamente situado en el “trono” leyendo un libro y comenzó a decir que sus piernas le dolían.
  • O bien en un viaje largo en coche te comentó que se queda sin fuerzas.

¡No son paparruchas! Aquí tienes los tres motivos más comunes -en niños- de molestias en las piernas por culpa de una compresión del nervio ciático.

¿Donde está el nervio ciático?

Nervio ciático. Comprueba que sale por la parte posterior de la pelvis y recorre por la parte profunda del muslo.

Nervio ciático. Comprueba que sale por la parte posterior de la pelvis y recorre por la parte profunda del muslo.

El nervio ciático “nace” de la médula espinal y se dirige hacia el muslo por la zona posterior del glúteo.

Se encuentra protegido por los músculos glúteos (trasero), discurre por la zona posterior del muslo hasta llegar a la rodilla.

En personas delgadas o con poca musculatura el nervio ciático puede ser más frágil en algún lugar de este recorrido.

¿Qué es una ciática?

Puedes repasar por qué motivo un nervio ciático se puede irritar y comprimir. La inmensa mayoría de lectores del blog asumen que una ciática siempre va de la mano de una hernia discal. Y eso es así. Pero existen otras causas que pueden comprimir en nervio ciático una vez ha “nacido” de la columna vertebral.

Existen pero otras causas de dolor en el territorio del nervio ciático.

  • Una compresión del nervio por unos músculos potentes eso sería la causa de los síntomas del síndrome del Piramidal. (Duele como una ciática pero no existe una hernia discal y no cura operando una hernia discal.)
  • Una compresión externa del nervio ciático. Sería ese el tema de hoy.

Tienes más información en estos enlaces:

La ciática del niño (o adulto) sentado. En esta bucólica escena puede haber uno o dos nervios ciáticos comprimidos.

La ciática del niño (o adulto) sentado. En esta bucólica escena puede haber uno o dos nervios ciáticos comprimidos.

Infiltraciones peridurales, la solución a tu ciática.

Electromiograma: el “tester” en Medicina.

Percentil bajo de peso y ciática.

Si tu hijo tiene un percentil bajo de peso, es un niño sano pero delgadito, tiene mayor posibilidad de no tener suficiente “amortiguación” para proteger su nervio ciático ante superficies duras.

No he buscado bibliografía al respecto, pero creo que es de cajón…

Kardashian, Miranda y los taburetes de quirófano…

No tengo ni mucho menos las dimensiones traseras de las féminas del clan Kardashian. (Me da a mi que esas señoras no padecen del tema tratado hoy en el blog.) Por mi parte yo nunca o casi nunca he tenido molestias por permanecer horas sentada operando. (No sé por qué séra… Bueno en realidad si pero no lo contaré aquí.)

Siendo yo residente de Traumatología tenía un compañero de fatigas, el Dr. Cisco Boada, que tenía un ciático especialmente sensible, antes de la hora empezaba a irritarle profundamente. Él fue mi primer desencuentro con la ciática del sentado, luego vinieron otros…

Tu hijo: atentos a su irritabilidad…

No soy quien para decir si tu hijo se agobia en el coche o simplemente le duele su ciático.

Tu que eres su padre o tu que le has parido encontrarás el modo de ver si distrayéndole permanece más tiempo sentado o le importa un bledo que le hayas dejado ver la última novedad Disney y está molesto.

Y pese a que a los adultos también les ocurre ellos son libres para levantarse y soltar: “¡Vaya silla más dura! ¡Me duele el c.lo!”

Deberes para este verano.

Todo fue a raíz de una incomodidad expresada por mi hija Rita esta semana, de su ciática. Se le dormían las piernas después de estar sentada en el asiento del coche.

Entre los deberes de este verano está desterrar la sillita de coche y buscar el mejor alzador fondón y mullidito que encontremos para sus posaderas. Seguro no oiré más sus lamentos.

Si sois de los que recorréis España -con niños- para ir a ver a la familia al pueblo, además de distraídos (añade aquí el aparato electrónico que gustes), hidratados, “afrutados” y leídos: me han soplado un secreto para papás…¡Sshh!

En todas las grandes superficies venden: “Paciencin forte” en diferentes tamaños. Os recomiendo el cómodo paquete de cinco quilos o el también socorrido y práctico paquete de diez quilos.

Ahora ya sin bromas, os quiero sanos a la vuelta. Felices vacaciones a todos. ♥

En Facebook: Consulta Doctora Miranda.

En Twitter: @miranda_trauma

Y también tengo Instagram!!!

Consulta On-line en OpenSalud. 

 

P.D. 1. No me tengáis en cuenta si no respondo los mensajes de Redes Sociales. Mi cerebro también cierra por vacaciones.

P.D. 2. Mi hija hace ya tiempo que podría ir con alzador -8 años, 1,25m y 24kilos- , pero me he resistido todo lo que he podido. (Creo que los alzadores son muy poco para esos cuerpecitos frágiles…)

Hoy hemos comprado uno mullido y cómodo. El tendero de una tienda especializada en material de bebé me ha comentado que en Setiembre cambia la normativa. Ojito!

P.D. 3. ¡IMPORTANTE! En ningún motivo este artículo debe dar pie a cambiar una sillita que cumple normativa a un alzador (solo hablo de la posibilidad de compresión del nervio ciático si el asiento no es suficientemente cómodo). La normativa y la seguridad de nuestros peques es vital.

Please rate this

Share

You Might Also Like

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies